View All Photos

West Central Brazil Union Mission headquarters.

Photo courtesy of West Central Brazil Union Mission archives.

Unión Misión del Centro Oeste de Brasil

By Julia Castilho, and Otoniel Ferreira

×

Julia Castilho

Otoniel Ferreira

First Published: July 29, 2021

La Unión Misión del Centro Oeste de Brasil (UCOB) es una unidad administrativa de la Iglesia Adventista del Séptimo Día ubicada en el territorio de la División Sudamericana. Su domicilio social se encuentra en Rodovia DF 001, Km 26, Sector de Mansões Dom Bosco (rea Especial D, Lago Sul, CEP 71680-285, en la ciudad de Brasilia, territorio del Distrito Federal, Brasil.

Su área de cobertura abarca toda la región Centro-Oeste de Brasil, formada por los estados de Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, Goiás y el Distrito Federal, además del estado de Tocantins, que pertenece a la región norte del país. En total, las cinco unidades de la federación suman unos 16 millones 101 mil 322 habitantes, divididos en 605 municipios y otras 31 regiones administrativas del Distrito Federal.

UCOB administra seis oficinas regionales de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en esa región. Ellos son: Associação Brasil Central (Asociación del Centro de Brasil) (ABC), Associação Planalto Central (Asociación del Central Planalto) (APlaC), Associação Leste Mato-Grossense (Asociación del Este de Mato Grosso) (ALM), Associação Sul Mato-Grossense (Asociación del Sur de Mato Grosso) (ASM), Missão do Tocantins (Misión de Tocantins) (MTo) y la recién creada Missão Oeste Mato-grossense [Misión del Oeste de Mato Grosso] (MisOM). Estas asociaciones y misiones, en conjunto, dirigen 1498 congregaciones, de las cuales 745 son iglesias organizadas y 753 son grupos. Los datos también registran 132.709 miembros activos en estas congregaciones. Por lo tanto, el promedio es de un adventista por cada 121 habitantes en la región que abarca la Unión.

La Asociación Brasil Central, ubicada en el estado de Goiás, es una institución que administra 154 iglesias, 171 grupos y 27.279 miembros. En este territorio conferencial, la Educación Adventista está representada por 9 escuelas, con 5.419 alumnos, además del Instituto Adventista Brasil Central -asistido directamente por la UCOB. La Academia Adventista de Brasil Central tiene 693 alumnos, de los cuales 380 son alumnos internos.

La Asociación Central Planalto tiene su sede en Brasilia, la capital de Brasil. Esta conferencia es responsable de 167 iglesias, 118 grupos y 32,173 miembros en el Distrito Federal y las ciudades aledañas conocidas como “entorno”. Además de eso, también es responsable de 8 de las 36 escuelas adventistas en todo el territorio de la UCOB, con un total de 6.300 estudiantes.

La Asociación del Este de Mato Grosso tiene su sede en la ciudad de Cuiabá, capital de Mato Grosso. El equipo de empleados de la conferencia es responsable de ayudar a 112 iglesias y 81 grupos repartidos por toda su región. Hay 18.394 miembros bautizados en todo el territorio. Además, en el territorio ALM existen 6 colegios de la red educativa adventista que contribuyen activamente a la predicación del evangelio a través de la enseñanza.

Todavía en el estado de Mato Grosso, está la Missão Oeste Mato-Grossense (Misión del Oeste de Mato Grosso), con sede en la ciudad de Várzea Grande. Esta unidad administrativa de la iglesia asumió recientemente el liderazgo ASD de parte del territorio de Mato Grosso y es responsable de ayudar a 107 iglesias y 119 grupos con un total de 18.853 miembros adventistas. En el territorio de esta misión existen 3 unidades escolares, con 2.618 alumnos matriculados.

En el estado vecino, Mato Grosso do Sul, la Asociación de Mato Grosso Sur tiene su sede en la ciudad de Campo Grande. Esta unidad administrativa atiende a 132 iglesias y 125 grupos en un total de unos veintidós mil ciento cuarenta y un miembros. En la región la educación adventista está representada por 7 escuelas, con 4.143 alumnos en total. Campo Grande también alberga el Hospital Adventista do Pênfigo (Hospital Adventista de Penfigo) y el Centro de Vida en Salud. Ambas instituciones tienen como objetivo servir a la población en materia de salud, con base en los ocho remedios naturales, ampliamente enseñados y difundidos por la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Ubicada en la parte centro-norte de Brasil, pero aún dentro del territorio misional perteneciente a la Misión Unión Brasil Centro Oeste, se encuentra la sede administrativa del estado de Tocantins-Misión de Tocantins. Tiene a su cargo la administración de 73 iglesias y 139 grupos, que cuentan con 13.869 miembros.13 Además, en su territorio existen tres escuelas con un total de 2.639 alumnos.

En resumen, además de las seis unidades administrativas mencionadas, en el territorio de la UCOB funcionan dos instituciones adventistas de salud: el Hospital Adventista do Pênfigo (HAP) y el Centro de Vida en Salud (CVS), ambos funcionando en Estado de Mato Grosso do Sul. Además de eso, la educación adventista está representada en el territorio a través de 36 escuelas, incluyendo un internado (Instituto Adventista Brasil Central [Academia Adventista de Brasil Central]-IABC). En total, 25.704 estudiantes están en contacto diario con los principios y valores que imparte la Red de Educación Adventista en su territorio.

Para liderar a los adventistas de esta región, hay 54 pastores que se desempeñan como administradores y líderes departamentales, distribuidos en las cinco sedes administrativas de la región, incluidas las ubicadas en la propia oficina de la UCOB. Además de estos, hay 230 pastores distritales y 27 que trabajan en escuelas, totalizando 311 ministros. También hay 57 trabajadores acreditados y 26 con licencia que prestan servicios en diferentes áreas. El total de empleados que laboran en la UCOB, tanto en su sede como en congresos, misiones y otras instituciones afines, suman un total de 4.375 personas.

Historia organizacional

La Unión Misión del Centro Oeste de Brasil se inició el 21 de octubre de 2004, cuando se realizó la Asamblea de Creación y Organización de la institución. Hasta ese momento, las actividades de la iglesia en esa región se gestionaban de la siguiente manera: la Asociación del Sur de Mato Grosso pertenecía a la Asociación Unión del Sur de Brasil, con sede en Curitiba, estado de Paraná; La Asociación Brasil Central, junto con la Asociación Planalto Central y la Misión Mato Grosso, fueron dirigidas por la Unión Asociación de Brasil Central, con sede en el estado de São Paulo; y el estado de Tocantins, así como el Distrito Federal y parte del estado de Goiás, estaban bajo el cuidado de la Asociación Central Planalto.

Algunos factores fueron clave para la creación de un nuevo sindicato. El primer punto que contribuyó a ello fue el alto crecimiento de integrantes de la División Sudamericana, que, con la bendición y dirección de Dios, alcanzó el 78,8 por ciento en ocho años (de 1.271.341 integrantes en 1995 a 2.273.215 en 2003). Además, el establecimiento de nueve nuevos campos (misiones/conferencias) en Brasil, desde 1996, y la previsión de formación de un campo más en 2004, fueron dos factores más considerados.

Algunas reflexiones fueron fundamentales para despejar dudas sobre la necesidad de crear un nuevo sindicato. Primero, el desafío de expandir el evangelio en las grandes ciudades, especialmente en São Paulo. En segundo lugar, el propósito de la Misión Global de entrar en áreas donde todavía no había presencia adventista. Y, finalmente, la necesidad de servir mejor a los miembros, especialmente en la Misión de Mato Grosso, en el estado de Tocantins y la Asociación Central Planalto.

Con base en estas realidades, la Asociación General nombró una comisión de encuesta, que se reunió el 26 de febrero de 2004, con la intención de estudiar la viabilidad de redistribuir el territorio de las Uniones del Centro y Sur de Brasil antes de prever la creación de una nueva unión. Después de que se realizaron los estudios que mostraban la factibilidad de seguir adelante con los planes, la comisión de encuesta llegó a una decisión favorable con la recomendación de formar una Comisión de Transición. Este equipo tuvo la tarea de cuidar los detalles inherentes a la creación de la nueva institución, que sería llamada Misión Unión Brasil Centro Oeste.

Así, el 8 de marzo de 2004, se votó para aceptar a la UCOB como parte de la comunidad de Uniones de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Como primer presidente fue elegido el pastor Helder Roger Cavalcanti Silva, quien permaneció en este cargo desde 2004 hasta 2015. Como secretario y tesorero fue elegido el pastor Jairo César Silva dos Anjos. A partir de enero de 2005, la UCOB asumió la responsabilidad del liderazgo de pastores, obreros y misioneros, así como el compromiso de la relación laboral de los servidores con las respectivas cargas laborales, tributarias, previsionales y territoriales bajo su gestión.

El territorio inicial de esta nueva unidad administrativa abarcaba los estados de Goiás, Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, Tocantins y el Distrito Federal, que estaban compuestos por Brasil Central, Planalto Central, Conferencias de Mato Grosso Sur y Misión de Mato Grosso. Además de estas unidades administrativas, el sindicato también pasó a administrar el Hospital Adventista do Pênfigo (Hospital Adventista de Penfigo) y el Instituto Adventista Brasil Central. En sus inicios, la Unión Misión del Centro Oeste de Brasil tenía 396 iglesias, 124 distritos pastorales y 93.712 miembros en un contexto de población estimado de 14.040.734 habitantes, aproximadamente un adventista por cada 149 habitantes. El domicilio de su sede es el mismo desde su fundación en 2004 hasta la actualidad.

La UCOB se compone de diferentes departamentos para hacer avanzar la obra misionera. Hay 16 departamentos en su estructura funcional. Ellos son: Educación, Libertad Religiosa, Ministerio de Niños y Adolescentes, Ministerio de Jóvenes, Conquistadores, Aventureros, Grupos Pequeños, Salud, Escuela Sabática, Ministerio Personal, Ministerio de la Mujer, Área Feminina da Associação Ministerial (AFAM), Evangelismo , Mayordomía, y Publicación y Profecía. Todos estos centros ya han sido dirigidos por líderes trabajadores que han contribuido a difundir el mensaje adventista al participar en cada uno de los ministerios bajo su responsabilidad.

Desde el inicio de sus actividades, el equipo de servidores de la Unión Misión del Centro Oeste de Brasil se ha comprometido en la realización de programas misioneros liderados por la División Sudamericana. Tres buenos ejemplos de esto son Caleb Mission, Breaking the Silence y Hope Impact. En los primeros cinco años de existencia organizativa de la UCOB se realizaron al menos 3.077 acciones de la campaña Rompiendo el Silencio en todo su territorio. En el segundo quinquenio, alrededor de trece mil jóvenes donaron su tiempo de vacaciones para participar en el proyecto Misión Caleb. Y, en el mismo período de cinco años, se distribuyeron 8.300.232 libros a través del proyecto Hope Impact.

El desafío de poner en marcha una institución en el interior del país era grande, sobre todo en una región de baja densidad poblacional y con una superficie equivalente a 1/4 del territorio nacional. Para que el sindicato tuviera éxito, se necesitó planificación y estrategia. El objetivo principal fue consolidar el liderazgo local, con varias inversiones realizadas en la formación de líderes. El objetivo era promover una visión más amplia de la iglesia, ya que la región tenía acceso limitado a grandes proyectos y líderes (que estaban ubicados en el centro de São Paulo, así como en la región sur del país). Como resultado, una generación de líderes jóvenes formados en la UCOB hoy sirve a la iglesia en varias partes de la DSA. Como ejemplo, se formó un nuevo campo, la Misión Tocantins, para servir a una región muy desafiante, donde la iglesia necesitaba desarrollarse.

Sin embargo, era necesario no solo formar líderes sino también invertir en estructuras. En este sentido, se realizó otra inversión importante en las instalaciones físicas de las iglesias e instituciones locales, como la adquisición de nuevos terrenos, ampliación y fortalecimiento de lugares estratégicos. También se estableció un proyecto de iglesia modelo, que ayudó a varias iglesias a realizar obras y restauraciones relevantes a bajo costo. Este modelo fue compartido por muchas otras instituciones eclesiásticas en todo Brasil.

En su reciente pero intensa jornada, la Unión Misión del Centro Oeste de Brasil tuvo que hacer algunos ajustes para fortalecer aún más algunas instituciones ya consolidadas. Luego se reestructuró el funcionamiento de la Educación Adventista en el territorio y, en el proceso, surgió la necesidad de cerrar algunas unidades escolares que no estaban en condiciones de funcionamiento. Por otro lado, se reforzaron otras unidades que estaban bien posicionadas. Las decisiones tomadas contribuyeron a duplicar el número de alumnos de la Red Adventista en pocos años, además de cooperar para el desarrollo de escuelas de referencia en el territorio de la UCOB (como la Academia Adventista de Brasil Central, uno de los internados secundarios bien establecidos). en el territorio de la SAD).

Sin embargo, no fue sólo en la educación donde se notaron varios cambios. El trabajo de publicación fue reestructurado y centralizado en el Serviço Educacional Lar e Saúde (SELS) (Centro Adventista del Libro). Este cambio proporcionó una ganancia significativa en la eficiencia de la gestión. De esta manera, fue posible otorgar más apoyo a los encuestadores y estudiantes que, juntos, hacen de la SELS un departamento eficiente de la UCOB.

Al reflexionar sobre las experiencias a lo largo del camino de la Unión Misión del Centro Oeste de Brasil, fue posible extraer lecciones importantes para el crecimiento y desarrollo de la iglesia. Entre tales aprendizajes están: la importancia de invertir en los líderes locales, enfocarse en el desarrollo sostenible y buscar conquistar nuevos horizontes.

En cuanto a los desafíos que la UCOB enfrenta actualmente, se destaca la gran extensión de su territorio, que abarca las diversas peculiaridades que caracterizan los diferentes lugares de Brasil. Como ya se reconoció, crecer integralmente en un contexto tan diverso es el mayor desafío, ya que hay cien ciudades que aún no han sido alcanzadas por el evangelio. Para lograr este objetivo, la iglesia ha buscado ser relevante para las nuevas generaciones para involucrarlas en la misión.

Considerando que la rápida secularización de hoy desafía el espíritu misionero de la iglesia, la apertura de nuevos campos posibilita una mejor atención y formación de los miembros en el territorio de la unión, favoreciendo el trabajo que queda por hacer. Las instituciones de la UCOB, como el Hospital Adventista do Pênfigo (Hospital Adventista de Penfigo), buscan encontrar una forma viable de seguir creciendo para cumplir la misión en medio de demandas cada vez más desafiantes.

Para obtener la victoria ante los grandes desafíos que se presentan, la dirigencia de la UCOB entiende que es necesario seguir formando líderes, pues es de suma importancia fortalecer las estructuras básicas de la iglesia, como la Escuela Sabática y el Ministerio Personal. También es necesario mantener siempre abierta la posibilidad de diálogo con las nuevas generaciones y estar atentos a aprovechar las oportunidades para poner la misión en sus corazones de diferentes maneras.

Para ello la UCOB ha buscado establecer más estructuras misioneras a través de agencias misioneras instaladas en cada escuela de su territorio. Además, se creó el Instituto Misionero UCOB, que tiene como objetivo formar misioneros tanto para el servicio local como para el de tierras lejanas, además de buscar alianzas que posibiliten oportunidades misioneras para los feligreses, todo para fomentar la misión en todos sus frentes. Para que se levante esta generación de misioneros se entiende que es necesario seguir fortaleciendo la visión bíblica del discipulado.

A nivel organizativo, se están haciendo muchos esfuerzos para reorganizar, a corto y medio plazo, dos de los campos más importantes de la UCOB mediante la creación de nuevas unidades administrativas. Además, se ha creado un fondo para la apertura de nuevas escuelas adventistas y se ha continuado invirtiendo en proyectos misionales que mantienen a los miembros y líderes conectados con las iniciativas misioneras de la iglesia en la División Sudamericana.

Desde la formación de la UCOB, sus equipos de liderazgo han estado trabajando para difundir y profundizar el discipulado relacional bíblico. El discipulado relacional se define como aquel en el que el individuo es un verdadero amigo de Cristo y un verdadero amigo de la comunidad en la que vive. El discipulado no es un fin en sí mismo. Hay que vivirla en comunidad. En esta perspectiva, sólo cuando el individuo aprende a amar a su prójimo -hasta el punto de dejar de lado sus propios intereses para atender a un amigo- es que puede comprender el verdadero significado del evangelio. Anclada en esta visión bíblica del discipulado relacional, la misión de la UCOB es “hacer discípulos a través de la comunión, la relación y la misión”, teniendo estas tres últimas palabras como premisas rectoras del discipulado en la unión.

En estas palabras generadoras de acción, la primera premisa se rige por la visión bíblica del discipulado y está completamente ligada a la relación de cada persona con Dios. Al convertirse en un verdadero amigo de Jesús, también es más fácil convertirse en un imitador de Él. Este es el primer paso para ser un verdadero cristiano, y solo se puede lograr a través de la oración y la lectura de la palabra de Dios, con la ayuda del estudio de la lección de Escuela Sabática y la guía del Espíritu de Profecía.

La segunda premisa se refiere a la relación entre unos y otros. El propósito es que todos los miembros vivan en pequeñas comunidades de amor, abriendo sus hogares para recibir a sus vecinos y amigos, convirtiéndolos en un referente del amor de Dios. El logro de esta meta en las iglesias locales se puede medir a través del crecimiento en el número de Pequeños Grupos (PGs) estructurados en red, con líderes, supervisores y coordinadores de cada PG debidamente establecidos.

La tercera premisa apunta a lo que hacen los discípulos de Cristo con el evangelio que reciben. Cada miembro debe estar personalmente involucrado en salvar a alguien. El enfoque en este punto no es llevar a las personas solo a la iglesia en su forma de templo, sino a la vida de sus miembros y, a través de eso, llevarlos a Cristo. El nivel de implicación en esta causa se puede ver a través de la relación entre el número de bautismos y el número de miembros implicados.

Un tema desafiante en la experiencia de tales premisas está relacionado con las personas a las que se ha llegado ya las que aún se debe llegar. De acuerdo con los datos recopilados a través del sistema de secretaría (ACMS-Adventist Church Management System-2015 y 2016) de la UCOB, la mayoría de las personas que ingresan a la iglesia se encuentran en el grupo de edad de 8 a 30 años y la mayoría de las que salen también son en el mismo grupo de edad. Por lo tanto, la meta es tener una iglesia que haga discípulos de estas nuevas generaciones y las mantenga.

Para ello, tres pasos se consideran fundamentales en los esfuerzos de la UCOB. El primero es tener padres discipulando a sus hijos. El discipulado comienza en el hogar y, para ello, antes de trabajar con los niños, la iglesia necesita capacitar a los padres para que inicien este proceso temprano con sus pequeños. El segundo paso es inculcar la misión en el corazón de los jóvenes. Actualmente, varios programas de voluntariado para jóvenes son desarrollados y apoyados por la iglesia, tales como: Um Ano em Missão (Un Año en Misión), Geração 148 (Generación 148), entre otros. Estos programas llevan a los participantes a donar su tiempo a otras personas, ya sea en la comunidad en la que viven o en una ciudad lejana o incluso en un país con una cultura completamente diferente.

El tercer paso es ser una iglesia relevante para las nuevas generaciones. Para que el joven se convierta en iglesia dondequiera que esté, primero debe identificarse con ella. Por lo tanto, la idea es que todas las iglesias de la UCOB puedan recibir a los jóvenes y “hablar” con ellos desde el principio hasta el final de un servicio, hablando su idioma, ya sea a través de la liturgia, los himnos elegidos para la alabanza, la predicación o la forma. son cuidados. Cuando se sientan identificados y representados por esta iglesia, será su bandera. No solo será un lugar donde se congreguen, sino que será parte de su estilo de vida.

Buscando llevar a cabo el segundo paso, que es inculcar la misión en el corazón de los jóvenes, en 2019 la UCOB realizó un evento llamado “Juntos”, que fue una experiencia de misión y voluntariado. El programa involucró conferencias, seminarios, talleres, ferias, maker space, misiones urbanas, instalaciones interactivas, entre otras actividades. El objetivo del conjunto fue promover un espíritu de misión y voluntariado en todos los participantes. El público objetivo fueron adolescentes de 13 a 15 años y jóvenes de 16 a 35 años de la región UCOB.

Una breve comparación entre los datos estadísticos del período de 2004 a la actualidad bien puede ejemplificar cómo se ha cumplido la misión de la iglesia en la región del medio oeste brasileño, después de la fundación de la UCOB. Como se mencionó anteriormente, al inicio de sus actividades, el equipo de empleados de este sindicato atendía a unos noventa y tres mil setecientos doce afiliados, distribuidos en unas trescientas noventa y seis congregaciones. En ese momento, había alrededor de 1 adventista por cada 149 habitantes en la región. Unos cinco años después, el 31 de octubre de 2009, ese número ya se había reducido a alrededor de 1 adventista por cada 141 habitantes, y ya había 495 iglesias y 599 grupos organizados.

Entre 2010 y 2014, 39.392 nuevos miembros fueron bautizados en todas las iglesias de la UCOB. Así, al final de ese período ya contaba con 109.803 miembros, distribuidos en 1.328 congregaciones. Posteriormente, en junio de 2018, el número de miembros ya había superado la marca de 126.120 personas, y el número de congregaciones ya era de 712 (cifra que se refiere solo a iglesias organizadas, excepto grupos). La relación adventista/habitante en la región era de aproximadamente 1 adventista por cada 127 habitantes. Se seguirán haciendo esfuerzos para seguir avanzando.

Cronología de los Gerentes Administrativos

Presidentes: Helder Roger C. S. (2004-2015); Alijofran L. Brandão (2015-actualidad).

Secretarios: Jairo Cesar dos Anjos (2004); Cícero F. Gama (2006-2011); Alijofran L. Brandao (2012-2015); Elberth Kuhn (2015); Jim Galvão Soares (2016-, 2017); Matheus L. Tavares (2018-actualidad).

Tesoreros: Jairo Cesar dos Anjos (2004-2017); Gilnei V. de Abreu (2018-actualidad).

*Traducido por: Abel Apaza

Fuentes

Adventist Church Management System – West Central Brazil Union Mission, 2015, 2016 and 2019.

Anjos, Jairo dos. “Tesouraria – Expansão Patrimonial” [Treasury - Heritage Expansion]. Revista da II Assembleia Quinquenal da UCOB [II UCOB Quinquennial Assembly Review] December 4-6, 2009.

Gama, Cícero. “Secretária – Pequenos Grupos” [Secretary - Small Groups], Revista da II Assembleia Quinquenal da UCOB [II UCOB Quinquennial Assembly Review], December 4-6, 2009.

Geração 148 [Generation 148]. g148.org.br/.

Matos, Francis. “Por que se fala tanto em Comunhão, relacionamento e missão” [Why is there so much talk about Communion, relationship and mission]. Notícias Adventistas [Adventist News] (Online), November 17, 2014.

“Ministério da Mulher” [Women’s Ministry]. Revista da II Assembleia Quinquenal da UCOB [II UCOB Quinquennial Assembly Review], December 4-6, 2009.

Minutes of Directive Committee of the South American Division of the Seventh-day Adventist Church, July 9, 2015, vote no. 2015-172.

Minutes of Directive Committee of the West Central Brazil Union Mission of the Seventh-day Adventist Church, October 21, 2004, vote no. 2004-064.

Minutes of Extraordinary Directive Committee of the West Central Brazil Union Mission of the Seventh-day Adventist Church, June 5, 2019, vote no. 2019-076.

“Missão” [Mission]. Revista da III Assembleia Quinquenal da UCOB [III UCOB Quinquennial Assembly Review], October 19-20, 2014.

Quebrando o Silêncio [Breaking the Silence]. quebrandoosilencio.org/.

“Secretaria” [Secretariat]. Revista da III Assembleia Quinquenal da UCOB [III UCOB Quinquennial Assembly Review], October 19-20, 2014.

Seventh-day Adventist Yearbook. adventistyearbook.org/.

Seventh-day Adventist Yearbook. Hagerstown, MD.: Review and Herald Publishing Association, 2005.

Seventh-day Adventist Yearbook. Nampa, ID.: Pacific Press Publishing Association, 2018.

Together Missionbit.ly/2SbZBvj.

West Central Brazil Union Mission. ucob.adventistas.org/.

 

×

Castilho, Julia, Otoniel Ferreira. "West Central Brazil Union Mission." Encyclopedia of Seventh-day Adventists. July 29, 2021. Accessed January 28, 2023. https://encyclopedia.adventist.org/article?id=9GQL.

Castilho, Julia, Otoniel Ferreira. "West Central Brazil Union Mission." Encyclopedia of Seventh-day Adventists. July 29, 2021. Date of access January 28, 2023, https://encyclopedia.adventist.org/article?id=9GQL.

Castilho, Julia, Otoniel Ferreira (2021, July 29). West Central Brazil Union Mission. Encyclopedia of Seventh-day Adventists. Retrieved January 28, 2023, https://encyclopedia.adventist.org/article?id=9GQL.